Perder Muchos Pesos Hoy: El Agua es la base de la vida

perder muchos pesos hoy

Te explicamos la importancia del agua en una alimentación saludable y a la hora de ejercer plenamente tus facultades físicas e intelectuales, además de mantener una sensación de bienestar. www.adelgazarahora.com

Advertisements

Dietas para Adelgazar: ¡Lo que no debemos hacer si queremos adelgazar!

 como adelgazar

El Dr. Baldó Levy, médico especialista en medicina de empresa, nos orienta sobre qué es lo que no debemos hacer para perder peso.

Como Adelgazar: ¿Qué es una alimentación equilibrada?

perder muchos pesos
Ningún alimento por si solo puede proporcionar todos los nutrientes que necesita el organismo. Por ello, nuestra dieta debe incluir una variedad de productosrazonable. La pirámide de la alimentación sana que os voy a mostrar ahora indica en qué proporción debe estar presente, en nuestra mesa, cada uno de los diferentes tipos de alimentos.

Dietas para Adelgazar: Estrés emocional y sobrepeso

como adelgazar

Estrés emocional y sobrepeso

El sedentarismo y el hecho de comer en exceso o inadecuadamente los alimentos, son las causas más comunes de sobrepeso u obesidad, donde obviamente habrá que descartar patologías propias que podamos tener.

No obstante, el estrés emocional (esa ansiedad desproporcionada e inoportuna) es uno de los estímulos más importantes que nos induce a excedernos en la comida.

El primitivo instinto de supervivencia y auto recompensa, reside básicamente en la comida. El no estar a gusto, el agobio constante, desequilibra el comportamiento alimentario ynos impulsa a buscar instintivamente en la comida la satisfacción perdida entre las penurias cotidianas. Este es un importante factor a considerar en el tratamiento de un paciente con exceso de peso de cualquier edad.

Desde la delgadez extrema hasta la obesidad mórbida existen diversos grados de alteraciones que repercuten en mayor o menor grado en la salud personal, en el estilo de vida profesional y familiar.

Por tanto, un hambre desmedida o “ansia de picar” incontrolada, no debe ser motivo de desatención o menosprecio, pues esos desajustes de actitud portan, a la larga,una serie de consecuencias.

Los pequeños excesos crónicos en la comida y bebida, son más importantes que una hipernutriciónaccidental, pues producen de modo imperceptible, un aumento progresivo de peso, el cual de repente un día, nos sorprende porque nos vemos gordos, no nos gustamos o nos encontramos con síntomas o padecimientos manifiestos.

No debemos esperar a la obesidad manifiesta para insistir en una alimentación equilibrada. Es conveniente hacerlo siempre, y más, ante una tendencia al sobrepeso.

Las consecuencias clínicas de este aporte excesivo de alimentos, crecen sin cesar.

En USA representan el mayor problema sanitario, como causa de diabetes tipo II, hipertensión, dislipemias, lesiones cardiovasculares. Son origen de unas 300.000 muertes anuales y de un gasto anual de 30 billones de dólares.

Estas razones de peso, más otros factores de riesgo, son las que nos deben hacer insistir en neutralizar el estrés y crear un comportamiento alimentario coherente.

Además, hasta ahora, nunca ha habido una información tan amplia y variada sobre alimentación como en la actualidad. Y a pesar de eso, cada día existe una incidencia mayor de sobrepeso u obesidad, indiferentemente de la edad, latitud o sexo. Una verdadera epidemia de obesidad.

Ello evidencia pautas de alimentación desequilibradas en cantidad de calorías y en calidad de nutrientes, respecto a la actividad física que requeriría esa ingesta incrementada.

La mayoría de las veces comemos y bebemos demasiado, no por ignorancia (fácil ésta de solucionar preguntando a un médico informado sobre nutrición) sino por ansia, pero ¿por qué esa desmedida ansia o falta de control en comer, beber o picotear?

La respuesta está en la tendencia humana a compensar con placer y de manera instintiva las incomodidades cotidianas producidas por nuestro trabajo, los disgustos o lasresponsabilidades cotidianas. El sofá y los alimentos, o las bebidas, son los refugios que habitualmente usamos; sin embargo, pueden transformarse en unos cómplices muy poco sanos.

La solución es sencilla inicialmente.

Si fuera necesario:

• Beber agua antes de tener sed. ¡Agua es el primer elemento de la lista!

• La huerta debe ser la base de una alimentación diaria moderna. Frutas, verduras de hoja verde o no, frutos de huerta (tomate, pepino, pimientos…), tubérculos (patatas, zanahorias, remolacha…), legumbres, frutos secos… aportan mucha fibra, antioxidantes, agua, minerales y vitaminas. La vitamina C y la provitamina A solo se obtienen en cantidades apreciables a través de productos de huerta.

• Corrige los excesos compensando con coherencia.

• Reduce los alimentos ricos en grasas animales (embutidos, quesos curados, patés, mantequillas, tocino…), frituras, patatas fritas y margarinas.

• Reduce los alimentos ricos en cereales refinados (pan, arroz, pasta, pastelería), pastelería, bollería, azúcares y miel. Incrementa en su lugar alimentos integrales y patatas.

• Aumenta el consumo de legumbres con poca grasa o aceite (lentejas, guisantes, garbanzos, habichuelas, soja).

• Aumenta el consumo de pescado azul y blanco. Las conservas de caballa, melva, atún, bonito, sardinas y salmón son alimentos/medicamentos por su gran contenido en aceites omega 3 y ácidos nucleicos.

• Control de aceites vegetales. Son buenos –sobre todo el de oliva- pero de gran contenido calórico.

• Mantén un consumo adecuado de carnes poco grasas (pollo, pavo, ternera, vaca…), jamones y lacones magros, huevos, y lácteos frescos.

• Yogures naturales desnatados, especialmente recomendados.

• Paseo diario de 30 minutos, tan ineludible como la buena alimentación. Mejor tras la comida. Si practicas deporte, mejor.

• Cuida el ánimo. La distracción sana es tan importante como el comer.

• Reduce la ingesta de alcohol (cerveza, vino, licores), refrescos (permitidos los denominados “light”) y helados.

• Lee las etiquetas de los alimentos con los contenidos en calorías y nutrientes (hidratos de carbono, proteínas, grasas –mejor las insaturadas-, vitaminas y minerales –poca sal-). Desechar los alimentos sin información adecuada.

Una dieta equilibrada (50% entre huerta y cereales; 25% de proteínas y 25% de grasas), una media calórica de 1500 – 2500 kcal diarias según sexo y edad, una actividad física diaria moderada, un estado emocional adecuado, son la base de un estilo, para un desarrollo del cerebro adecuado y un mantenimiento de las articulaciones más ágiles.

Consecuencias clínicas

Trastornos cardiocirculatorios y dislipemias
Artrosis, lumbalgias, sobrecargas vertebrales
Disfunción hepática y biliar
Diabetes tipo II
Gota
Arteriosclerosis
Bajo rendimiento físico y psíquico
Recuperaciones lentas
Envejecimiento prematuro

Y no te olvides en adelgazarahora.com estamos para ayudarte a conseguir tus objetivos, aportándote, día a día, toda la información necesaria para que no estés perdiendo el tiempo navegando por infinitas webs. Y poniéndote en contacto con personas en tu misma situación que te proporcionarán su apoyo, sus trucos y consejos.

Hazte miembro te esperamos 😉